Arquitectura del siglo XIX (III): Modernismo – Antoni Gaudí

Conocemos como Modernismo al amplio movimiento europeo de renovación de la arquitectura y las artes aplicadas que se desarrolló a finales del siglo XIX y principios del XX. Este movimiento recibió diferentes nombres en cada uno de los países donde se desarrolló: Art Nouveau en Bélgica y Francia; Jugendstil en Alemania; Modern Style en Gran Bretaña; Sezession en Austria; Modernismo en España.

La Arquitectura Modernista se desarrolló allí donde había una burguesía enriquecida que necesitaba un arte más elegante y de mayor calidad. Esto se une a una revitalización de cierto espíritu romántico que defiende la fantasía creadora, la subjetividad, y recupera la idea de que las artes deben proporcionar goce y placer. La importancia del Modernismo radicó en que planteaba una estética original y sin referencias al pasado. Al ser la burguesía su principal cliente, el tipo de edificios dominante fue el de las casas familiares en ciudades de fuerte tradición burguesa (Barcelona, Bruselas…).

Con gran trascendencia para la renovación de la arquitectura, es claro precedente de la arquitectura moderna debido a la serie de aportaciones que implicó:

  • Ruptura con el Historicismo y con la herencia del pasado a través de nuevas soluciones constructivas gracias a los nuevos materiales y al sistema de estructuras metálicas dejadas a la vista como elemento ornamental.
  • Lenguaje estético de gran libertad expresiva, destacando el modelo sinuoso, dinámico y caprichoso de los muros, el predominio de las curvas en plantas y fachadas, la asimetría en la concepción del espacio, el interés por los espacios abiertos y luminosos, dotando a los edificios de un aspecto ligero y diáfano
  • Interés por lo decorativo como forma de luchar contra la fealdad de la industrialización. En el Modernismo destaca el refinado diseño de objetos de uso doméstico realizados de forma artesanal: muebles, lámparas, vidrieras… En arquitectura el interés por lo ornamental lo observamos debido a las aplicación sobre diversos materiales (vidrio, cerámica, mosaico, relieves…) de abundantes elementos decorativos con coloridos variados, suaves y líneas sinuosas que imitan las formas de la naturaleza

ANTONI GAUDÍ

Está considerado como el iniciador de la arquitectura moderna en España, presentando un estilo original y de gran genio creativo. Sus fuentes de inspiración las encontramos en el arte medieval (mudéjar y gótico) y la naturaleza.

Su formación historicista podemos observarla en sus primeros trabajos. Con El Capricho nos muestra su orientalismo, mientras que el neogótico está presente en el Palacio Episcopal de Astorga.

El Capricho

El Capricho

Palacio Episcopal de Astorga

Palacio Episcopal de Astorga

Sus obras más emblemáticas se encuentran todas en su ciudad, Barcelona, y en ellas es donde encontramos los rasgos de su estilo maduro.

  • Innovaciones técnicas y uso de materiales: arcos parabólicos y columnas inclinadas, paredes y techos ondulantes, empleo de materiales tradicionales, uso de fragmentos de cerámica de color y vidrio integrados en la masa de cemento que recubre los exteriores (conocido como trencadís). El hierro y el cristal se utilizan sólo como elemento decorativos en los enrejados de forja y en las vidrieras emplomadas. En muchas ocasiones las estructuras metálicas ni siquiera quedan a la vista
  • Lenguaje fantástico de formas ondulantes y caprichosas que le dan a los edificios un aspecto orgánico que asemeja formas escultóricas abstractas e incluso surrealistas y superficies de texturas muy diversas
  • Gran sentido ornamental y del color
  • Importancia de las artes aplicadas, integradas en el propio edificio

Sus fuentes de inspiración le llegan de la propia naturaleza: geología, botánica y zoología, pero con una imaginación fantástica. Estamos ante un genio de gran creatividad que realiza algo nuevo, diferente, cuidando los detalles interiores y exteriores sin olvidar la funcionalidad de la obra.

Obras de su período más creativo (1900-1914) son el llamado Parque Güell, originariamente una ciudad-jardín vanguardista.

Parque Güell (entrada)

Parque Güell (entrada)

Parque Güel (teatro griego)

Parque Güel (teatro griego)

Parque Güell (dragón de la escalinata)

Parque Güell (dragón de la escalinata)

La Casa Milá, conocida también como La Pedrera, pionera en la aparición de garaje en los edificios. Corrían nuevos tiempos y los burgueses acomodados para los que iba destinada la edificación eran también dueños de los primeros automóviles que ya circulaban por las ciudades, por lo que Gaudí acondicionó el sótano con una plaza de garaje para cada vivienda.

Otra de las casas que edificó para la burguesía barcelonesa fue la Casa Batlló.

Casa Milá o La Pedrera

Casa Milá o La Pedrera

Casa Batlló

Casa Batlló

Pero, sin duda, el proyecto de su vida, y que dejó inacabado, es el templo de la Sagrada Familia de Barcelona.

Sagrada Familia

Sagrada Familia

Hasta aquí el post de hoy, si te ha gustado no dudes en compartirlo en las redes sociales utilizando los botones que tienes más abajo, así podrá llegar a más gente. Muchas gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s