Arte Griego: Escultura

Hoy nos disponemos a resumir la segunda parte del Arte Griego, centrándonos, concretamente en su escultura.

Pies de una de las cariátides halladas en una tumba en Anfípolis, época helenística

Pies de una de las cariátides halladas en una tumba en Anfípolis,
época helenística

LA ESCULTURA GRIEGA

La valoración del individuo como tal hizo que en Grecia fuese el hombre el tema principal de la escultura, pero el hombre perfecto, el ideal, al que todos deben tender, por ello se eligió para representarlo el momento de plenitud física. Para aprender a conseguir una representación perfecta del hombre los escultores tuvieron que aprender una técnica, dominando la materia que trabajaban, y eso llevó su tiempo.

Dama de  Auxerre, siglo VII a.C.

Dama de Auxerre,
siglo VII a.C.


ESCULTURA ARCAICA siglos VIII-VI a.C.

Es el momento de los kuroi (figura masculina) y las korai (figura femenina), de técnica precaria: son atletas desnudos y mujeres dedicadas al culto de las divinidades, no personajes importantes. Rasgos comunes:

  • Figuras hieráticas, rígidas, con los brazos pegados al cuerpo
  • Cuello grueso, pelo con trazado geométrico, sonrisa estereotipada y ojos almendrados
  • Anatomía esquematizada
  • Visten tejidos geométricos esculpidos con poco detalle

Para saber cuáles son más antiguas, basta atender a la riqueza de los detalles y a la progresiva separación de las extremidades del cuerpo.

Cleobis y Bitón, kuroi hacia 600 a.C.

Cleobis y Bitón, kuroi hacia 600 a.C.

Moscóforo, kuros, hacia 570 a.C.

Moscóforo, kuros, hacia 570 a.C.

Koré del peplo, hacia 530 a.C.

Koré del peplo, hacia 530 a.C.


ESCULTURA CLÁSICA siglos V-IV a.C.

Cuando se alcanza el dominio técnico, la preocupación es la búsqueda de la belleza. Aunque la temática es la misma que en el período clásico, se busca mayor realismo en la composición. Características:

  • Colocación espacial perfecta: aparece el contraposto
  • Fijación de cánones (tratamiento anatómico supeditado al cálculo matemático)
  • Rostros bellos e idealizados en busca de la belleza abstracta
  • Telas tratadas con naturalidad: paños mojados

Escultura del siglo V a. C.: Estilo Severo

A principios del siglo V a.C. se distingue un primer período clásico llamado severo porque las imágenes pierden la característica sonrisa arcaica, adoptando una expresión de reflexiva serenidad. Es en este momento cuando se alcanzan los ideales estéticos griegos, siendo el hombre la preocupación central y firmando ya los artistas sus obras: así hay características generales del momento, pero también artistas con personalidad propia.

  • FIDIAS: el gran escultor ateniense que centra su atención en el tratamiento de los paños, creando la técnica de los paños mojados y que influyó en todo el arte de su época. Crea figuras conscientes, pensativas, que parecen capaces de sentir, siendo a la vez contenidas y llenas de nobleza. Ejemplos: Atenea Parthenos, Desfile de las Panateneas, relieve de la Victoria levantando la sandalia, conjunto de tres diosas del frontón del Partenón.
Atenea Partenos, estatua criselefantina (hecha de oro y marfil)

Atenea Partenos, estatua criselefantina (hecha de oro y marfil)

  • POLÍCLETO de Argos: busca el canon perfecto que obsesiona a todos los escultores griegos, algo que dejó plasmado en su obra, hoy perdida, Canon. Cree que en todas las cosas, y sobre todo en el cuerpo humano, hay un orden que consiste en una relación adecuada entre las partes y el conjunto: en sus esculturas de hombres adultos establece que la longitud total del cuerpo debe ser siete veces la cabeza. Ejemplos: Dorífero, Diadumeno.
Doríforo

Doríforo

  • MIRÓN: escultor beocio, es capaz de reflejar la tensión interna de un cuerpo preparado ya para la acción, pero aún en calma. Estudia el movimiento pero busca el orden dentro del mismo movimiento, y halla una postura (rhytmos) en la que la figura, parada, resume la trayectoria de su movimiento posterior. Ejemplos: Discóbolo, Marsias.
Discóbolo

Discóbolo

Escultura del siglo IV a.C.

Durante el siglo IV a.C. los escultores comienzan a abandonar la búsqueda de la belleza abstracta e ideal y se preocupan más por la expresión real, haciéndose la escultura más humana.

  • LISIPO: busca también el canon de belleza masculina (la altura total ha de ser ocho veces la altura de la cabeza), pero ya es canon más realista, buscando belleza tangible. Ejemplos: Apoxiomeno, Agias, Hermes Sentado. También será el primer escultor griego que realice retratos, como los de Alejandro Magno que, según se decía, eran los únicos en relejar su imagen casi divina.
Apoxiomenos

Apoxiomenos

  • PRAXÍTELES: trabaja el mármol para que pareciera carne viva, recreándose en su veracidad y belleza. Se caracteriza por la búsqueda de la belleza femenina, plasmada en la Venus de Cnido, y por imprimir en sus figuras un esquema en forma de S conocido como “curva praxiteliana”. Ejemplos: Apolo Sauróctomo, Hermes y Dionisos.
Hermes y Dionisos

Hermes y Dionisos

    • SCOPAS de Paros: quiere plasmar el movimiento interior, los sentimientos arrebatadores. A él se debe la exploración de los sentimientos como algo personal. En sus obras encontramos el puente hacia el estado final de la escultura griega.

Ejemplos: Meleagro, Ménade danzante, frontones del templo de Atenea Tegea, estela funeraria de Iliso.

Ménade danzante

Ménade danzante

ESCULTURA HELENÍSTICA siglos II-I a.C.

A pesar de la gran variedad de temas e inquietudes que asaltaron al griego en estos momentos, pueden distinguirse varias escuelas:

  • ESCUELA DE ALEJANDRÍA. Imitó el estilo de Praxíteles con figuras femeninas de rasgos esfumados y versiones de la Venus de Cnido (destacando la Venus de Milo). También popularizó figuritas grotescas, de niños y personajes callejeros.
Venus de Milo

Venus de Milo

  • ESCUELA DE TANAGRA. Figuritas de terracota que representaban damas elegantes y veladas que sintetizan la gracia e imaginación de la que fue capaz la época.
  • ESCUELA DE RODAS. Destaca por dos obras dispares: la Victoria de Samotracia, que formaba parte de un santuario con la proa de un barco ante la cual la figura alada evocaba una victoria naval; y el grupo del Laocoonte, que recoge un episodio de la guerra de Troya cuando Laocoonte, sacerdote de Apolo, y sus hijos mueren estrangulados por serpientes marinas enviadas por Poseidón para que no revelaran el secreto del caballo de Troya.
Victoria de Samotracia

Victoria de Samotracia

Laocoonte y sus hijos

Laocoonte y sus hijos

  • ESCUELA DE PÉRGAMO. La escuela más importante de todas: el rey Átalo I mandó erigir un monumento (hoy perdido) para conmemorar su victoria contra los gálatas, que aparecían en lo alto con gestos de agonía y caracterizados como bárbaros. De ellas hoy conservamos, como copia romana, la conocida como Gálata moribundo.
Gálata moribundo

Gálata moribundo

Hay una serie de obras que no pueden inscribirse en ninguna escuela en concreto y completan el panorama del helenismo: Afrodita agachada o el Niño de la oca.

Niño de la oca

Niño de la oca

Hasta aquí el post de hoy, si te ha gustado no dudes en compartirlo en las redes sociales utilizando los botones que tienes más abajo, así podrá llegar a más gente. Muchas gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s