La verdadera historia de Halloween

Que la noche del 31 de octubre es la noche de Halloween es algo que ya todos sabemos gracias al cine, a la televisión y a la gran influencia que las costumbres norteamericanas tienen en nosotros.

halloween-door-decorations-elementary-school

Para niños y adolescentes de todo el mundo, el próximo viernes es Halloween. Y punto. Pero… ¿de dónde viene esa tradición? ¿Cuál es el motivo por el cual gentes de todo el planeta decidan disfrazarse esta noche a la luz de velas dentro de calabazas? De eso va el post de hoy. De la HISTORIA DE HALLOWEEN. Espero que os guste.

La palabra Halloween fue usada como tal por primera vez en el siglo XVI, y proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa “All Hallows’ Eve” que significa víspera de todos los Santos. Sin embargo, ese es sólo el origen de la palabra, puesto que el principio de esa fiesta es otra historia…

Los antiguos pueblos celtas que vivieron en Europa durante la Edad del Hierro solían celebrar entre finales de octubre y principios de noviembre una fiesta para conmemorar el final de la cosecha, fiesta llamada SAMHAIN en gaélico, que daba inicio al Año Nuevo Celta, dando paso así a la estación oscura. El significado de dicha palabra era, simplemente, final del verano, señalando el momento del año en que los antiguos celtas almacenaban provisiones preparándose así para el invierno. A partir de ese momento, los días serían cada vez más cortos y las noches más largas.

Los celtas creían que esa mágica noche, la noche de Samhain, se abría la puerta al más allá y los vivos y los muertos podían comunicarse. Los ancestros familiares eran invitados mientras que los espíritus dañinos eran alejados; se ha llegado a pensar que se disfrazaban para mantener alejados precisamente a estos malos espíritus.

samhain_bonfire_by_digimaree-d4doddy

La costumbre mandaba ir recogiendo alimentos por las casas para ofrecer a sus dioses, dejándola fuera de las mismas, y encender fuegos para ayudar a las almas de los muertos a encontrar el camino hacia la luz y el descanso. En esa noche, cuando los espíritus visitaban las casas de sus familiares, debían ver una vela en recuerdo de cada difunto. Si a su paso la veían, no molestaban, pero si no era así, los espíritus perturbaban los sueños de los vivos, haciéndoles caer en terribles pesadillas. Para estos rituales se preparaba especialmente un nabo hueco relleno de carbón ardiente cuya función era iluminar el camino de regreso al mundo de los vivos a los familiares difuntos más queridos, dándoles así la bienvenida a la vez que servían de protección ante los malos espíritus.

Cuando tuvo lugar la romanización de las tierras celtas, la festividad fue asimilada por los romanos. A ello se une que éstos ya celebraban por esas fechas una festividad, la fiesta de la cosecha, en honor a la diosa Pomona, mezclándose ambas tradiciones.

Con el auge del cristianismo, en una época en la que predominaban las festividades paganas, los papas Gregorio III y Gregorio IV (siglos VIII-IX) intentaron suplantarla por una festividad católica, para lo que trasladaron el Día de Todos los Santos del 13 de mayo al 1 de noviembre, festividad que, en inglés, es All Hallow’s Eve, expresión de la que proviene la palabra Halloween.

A mediados del siglo XVIII, los inmigrantes irlandeses que comienzan a llegar a Norteamérica llevaron con ellos su cultura, folklore y tradiciones, incluida la noche de Samhain, aunque con cambios: estos europeos comenzaron a utilizar calabazas en lugar de nabos.

En un primer intento, la fiesta sufrió una fuerte represión, aunque a finales del siglo XIX los Estados Unidos recibieron una nueva oleada de inmigrantes y esa fiesta entonces se mezcló con otras creencias, siendo de nuevo los inmigrantes irlandeses quienes difundieron la costumbre de tallar los jack-o’-lantern (calabazas gigantes huecas, con una vela hueca), inspiradas en la leyenda de Jack el Tacaño. La leyenda es la que sigue:

En una noche de Samhain, un pendenciero irlandés llamado Jack se encontró con el diablo en una taberna, y pudo engañarlo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago: cuando el diablo se convirtió en una moneda para pagar al camarero, Jack la metió en su monedero donde había grabada una cruz, por lo que el diablo no pudo volver a su forma original, y Jack no lo dejaría escapar hasta que le prometió no pedirle su alma en diez años. Pasado el plazo, Jack volvió a engañar al diablo pidiéndole antes una manzana que había en un árbol. El diablo aceptó sin percatarse que también en el árbol habría una cruz tallada previamente por el propio Jack, por lo que quedó de nuevo atrapado, y tuvo que prometer a Jack que jamás le pediría su alma nuevamente.

Cuando Jack murió, no pudo entrar en el cielo debido a su vida pendenciera, pero cuando llegó al infierno, tampoco fue allí acogido puesto que el diablo no podía tomar su alma, ya que lo había prometido… El diablo le lanzó un carbón encendido para que le guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en una calabaza (o un nabo, según las versiones)  que llevaba con él para que no se apagara con el viento, condenado a vagar eternamente.

jack_lantern

Como ya hemos mencionado, la noche de Samhain los difuntos vagaban por la Tierra, y otra leyenda insinúa que Jack se encontraba también entre ellos, deambulando por pueblos y aldeas pidiendo truco o trato a las gentes. Lo aconsejable sería siempre el trato, puesto que con su truco maldecía a la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de maldiciones. Realmente, aunque se ha generalizado la traducción de truco en castellano por el inglés trick, y trato literalmente por treat, en el caso del Trick-or-treating no se trata de un truco propiamente dicho, sino más bien un susto o broma, por lo que la traducción más exacta sería travesura o dulce. Por ese motivo los niños de hoy en día, disfrazados para la ocasión, pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta, y si no se los dan, gastan una broma, como arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

Podemos concluir apuntando que Halloween se desvela como una noche bañada por un áura mágica, misteriosa y aterradora. Personajes terroríficos y hechizados (brujas, fantasmas, duendes, espíritus) salen de sus cuentos para mezclarse entre los mortales, que se preparan con disfraces para recibirlos, sin perder el ambiente de fiesta y buen humor.

Hoy Halloween es una fiesta internacional de la que no debemos ignorar su origen, pese a que se haya reconvertido en una fiesta no religiosa y totalmente integrada en el modelo consumista que hoy impera.

Happy-Halloween-Wallpaper-54

4. La Organización Económica de las Sociedades (esquema-resumen-vídeos)

LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS

Actividad económica: conjunto de actividades desarrolladas por los seres humanos para cubrir las diversas necesidades de las personas y de las sociedades, ya sea produciendo bienes o prestando servicios. Toda actividad económica incluye tres fases:

  • Producción:  las empresas han de decidir qué bienes producir, en qué cantidad y con qué medios. En la producción se combinan los recursos naturales, la técnica y el trabajos. Los bienes que se obtienen pueden ser bienes de consumo (satisfacen directamente las necesidades) o bienes de producción (materiales, máquinas, herramientas…)
  • Comercialización: las actividades que acercan los bienes producidos por las empresas a los consumidores. Esta fase incluye  los procesos de almacenamiento, transporte y venta
  • Consumo: la compra de bienes y servicios permite a las personas satisfacer sus necesidades

LOS FACTORES DE PRODUCCIÓN

Para producir bienes y servicios necesitamos:

  • Recursos naturales: agua, fauna, bosques, minerales… son recursos limitados y presentan problemas de agotamiento, siendo necesario evitar su sobreexplotación
  • Trabajo: toda actividad humana, física o intelectual, útil para producir bienes o suministrar servicios necesarios para las personas y/o las sociedades
  • Capital, pudiendo ser de dos tipos:
    • Capital físico: constituido por elementos materiales (terrenos donde ubicar empresas, maquinaria para, materia prima…)
    • Capital financiero: dinero necesario para fundar una empresa y mantener su actividad
  • Tecnología y conocimiento

LOS SECTORES ECONÓMICOS

  • Sector Primario: actividades destinadas a obtener alimentos y materias primas del medio natural. Son agricultura, ganadería, pesca y explotación forestal
  • Sector Secundario: actividades destinadas a transformar las materias primas en productos elaborados. Las más relevantes son la industria, la construcción, la minería y la explotación de las fuentes de energía
  • Sector Terciario: actividades que no producen bienes materiales, sino que prestan un servicio a la población o a otras empresas. Algunas de ellas son el comercio, el transporte, la sanidad, la educación, el turismo…
  • Sector Cuaternario: actividades relacionadas con la gestión y distribución de la información, y las actividades de investigación e innovación económica, social y cultural

LOS SISTEMAS ECONÓMICOS

Un sistema económico es la forma en que se producen los bienes y los servicios de la sociedad

  • Sistema de Subsistencia: las personas producen todo aquello que necesitan para cubrir sus necesidades básicas
  • Sistema Capitalista: defiende la libre competencia entre individuos y empresas para desarrollar cualquier actividad económica, siendo conocido también como libre mercado. Se basa en la LEY DE LA OFERTA Y LA DEMANDA para conseguir unos precios justos y sus medios de producción son de propiedad privada
    • Oferta es la cantidad de productos que hay en el mercado
    • Demanda es la cantidad de productos que los consumidores quieren y pueden comprar.
    • La ley de la oferta y la demanda es la relación entre los productos (oferta) y las compras (demanda). Si hay muchos más productos que compras los precios serán bajos

ley-de-la-oferta-y-la-demanda

  • Sistema de Economía Planificada: no reconoce la propiedad privada de los medios de producción siendo el Estado quien controla todos los aspectos de la economía y es el propietario de las empresas, decidiendo qué y cuándo producir, así como los precios
  • Economías alternativas: tienen en común el rechazo al sistema capitalista, fundamentándose en la solidaridad entre las personas, el respeto a la naturaleza y el bien común

¿QUÉ ES UNA CRISIS ECONÓMICA? 

Una crisis económica es una situación en la que se producen cambios negativos importantes en las principales variables económicas, y especialmente en el PIB y en el empleo. Sin embargo, no existe una definición precisa de cuándo puede decirse que una economía ha entrado en una situación de crisis.

  • Desaceleración: se produce cuando la tasa de crecimiento experimenta una reducción sustancial, pero mantiene sin embargo un signo positivo. Por ejemplo, la economía española creció en 2007 a una tasa del 3,7% y en 2008 pasó a crecer al 1,2%.
  • Recesión: esta situación implica que la economía registre tasas de crecimiento negativas durante al menos dos trimestres consecutivos (en comparación con el mismo trimestre del año anterior). De acuerdo con esta definición, la crisis económica que empezó siendo una desaceleración en 2008 se convirtió en recesión a principios de 2009: España registró tasas de crecimiento negativas en el cuarto trimestre de 2008 (-0,7%) y en el primer trimestre de 2009 (-3%).
  • Depresión: este caso se produce cuando la recesión tiene un carácter prolongado y las tasas de crecimiento negativas son también muy elevadas. El caso histórico más conocido es el de la Gran Depresión que experimentó la economía de Estados Unidos en los años 30 del siglo XX, después del crac bursátil de 1929.


El Judaísmo

Iniciamos el estudio de las principales religiones monoteístas con el Judaísmo, puesto que es la religión “padre” de las otras dos que estudiaremos a lo largo del curso: Cristianismo e Islam. En el siguiente Power Point encontraréis un resumen bastante acertado de lo que es el Judaísmo propiamente dicho. En clase iremos completando la información con los apuntes y las charlas, pero es un buen comienzo para que le echéis un vistazo.

Realización y comentario de un Climograma

Un climograma es un gráfico en el que representamos simultáneamente los valores de temperatura media mensual (mediante una línea), y los de las precipitaciones mensuales medias (mediante barras verticales), todo ello para los doce meses del año.

Partes de un climograma

Partes de un climograma

ELABORACIÓN DEL CLIMOGRAMA

A partir de los datos climáticos de precipitaciones y temperaturas de un lugar, podemos dibujar su climograma. He aquí los pasos a seguir:

Sobre un papel milimetrado trazamos una línea horizontal o eje de coordenadas. El eje horizontal lo dividimos en 12 intervalos (uno por mes). El eje vertical izquierdo lo destinamos a la representación de las temperaturas, y el eje vertical derecho lo destinamos a la representación de las precipitaciones.

Temperaturas: en el eje vertical derecho situaremos las frecuencias de temperatura en ºC, teniendo en cuenta si existen temperaturas inferiores a 0ºC, porque en ese caso habrá que dejar un espacio para representarlas. Las temperaturas medias mensuales se unen con una línea de color rojo.

Precipitaciones: en el eje vertical derecho representamos las precipitaciones, teniendo en cuenta las proporciones que debemos emplear en función del total, sabiendo que habrá que utilizar el doble del valor indicado para las temperaturas. A diferencia de las temperaturas, las precipitaciones nunca tienen valores negativos. Las precipitaciones totales mensuales se representan con barras de color azul.

Con ayuda de una regla y fijándonos en las divisiones en las que hemos separado el eje vertical derecho, iremos señalando con una línea sobre cada mes el total de precipitaciones de dicho mes. Una vez señalados todos los meses completaremos las barras y las colorearemos de azul.

COMENTARIO DEL CLIMOGRAMA

En el caso de que no aparezcan, para facilitar el análisis deberíamos calcular:

  • El total anual de las precipitaciones (suma de las precipitaciones mensuales)
  • Temperatura media anual (suma de la temperatura media de los 12 meses y, el resultado, dividido entre 12)
  • Amplitud térmica (temperatura del mes más cálido menos la temperatura del mes más frío)

Análisis de las precipitaciones

  1. Precipitación total anual (si no aparece, se debe calcular)
  2. Distribución de las precipitaciones a lo largo del año. Hay que indicar:
    1. Mes (o estación) con máximos y mínimos absolutos
    2. Mes (o estación) con máximos y mínimos secundarios (si los hubiese)

Análisis de las temperaturas

  1. Temperatura media anual (si no aparece se debe calcular)
  2. Amplitud térmica anual (si no aparece se debe calcular)
  3. Distribución de las temperaturas a lo largo del año, Indicar:
    1. Mes (o estación) con máximos y mínimos absolutos
    2. Mes (o estación) con máximos y mínimos secundarios (si los hubiese)

Análisis del período de aridez

La escala de medición de las temperaturas y las precipitaciones se suele hacer siguiendo el índice de Gaussen, por el cual las precipitaciones (en mm) se igualará a dos veces la temperatura (en ºC). Todos aquellos meses cuya precipitación sea menor que dos veces la temperatura (es decir, que queden por debajo de la línea de las temperaturas) son meses secos. Para poder analizar de un vistazo la aridez en un climograma siempre la escala de las precipitaciones debe ser dos veces la de la temperatura.

Determinación del hemisferio

  1. Por regla general, en el hemisferio norte las temperatura aumentan en los meses de junio a septiembre, lo que nos indica que es verano. El verano austral se da de diciembre a marzo, por lo que los climogramas en los que los máximos de temperaturas estén en esos meses, corresponderá a una estación del hemisferio sur.

Determinación del tipo de clima

Una vez analizada la temperatura, precipitaciones y aridez del climograma, se ha de determinar a qué tipo de clima pertenece. Si no hay indicación de la estación, se debe localizar el climograma territorialmente.

Finalmente se ha de realizar un análisis de los factores que intervienen en dicho clima.

2. Paisajes de de los climas de la Tierra

clasificacióndeclimas

Paisajes de climas cálidos

PAISAJE ECUATORIAL – LA SELVA. Se encuentra en la zona de clima ecuatorial, con temperaturas muy altas (alrededor de los 25°C) y precipitaciones muy abundantes (aproximadamente 2000 mm). De este modo hay una vegetación exuberante que mantiene la selva con mucha humedad. Aquí vive una variada fauna de insectos, reptiles y aves. Los ríos ecuatoriales son los más caudalosos y regulares de la Tierra debido a las intensas lluvias. Los pueblos indígenas que habitan en las grandes zonas de selva de América y de África viven de la recolección de frutos, de la caza o practican una agricultura muy rudimentaria. Actualmente la selva es explotada para obtener madera, minerales o tierras de cultivo para plantaciones, y su retroceso (por talas abusivas de árboles) origina graves problemas medioambientales.

PAISAJE TROPICAL – BOSQUE TROPICAL. Propio de las zonas más próximas al Ecuador. La vegetación es parecida a la selva, aunque menos variada y los árboles están más espaciados. La fauna del bosque tropical cuenta con una gran variedad de aves, así como mariposas, avispas y murciélagos.

La vegetación más característica de la zona tropical es la SABANA. Las temperaturas siguen siendo elevadas durante todo el año, pero las lluvias son sólo abundantes en verano. La estación seca es más larga a medida que nos alejamos del Ecuador. La vegetación la forman altas hierbas y algunos árboles, escasos, y aparecen en pequeños grupos o dispersos en medio de la llanura. En la sabana, dada la abundancia de hierbas altas y arbustos, la fauna cuenta con muchos animales herbívoros: elefantes, rinocerontes, gacelas, cebras, antílopes…, y sus depredadores: leones, hienas, guepardos… La población se dedica a la ganadería y la agricultura. Cultivan productos tropicales para vender en los mercados: café, cacao, caña de azúcar, algodón… Las grandes empresas explotan modernas plantaciones de productos para la exportación.

PAISAJE DESÉRTICO – DESIERTO. En los desiertos, las temperaturas son muy altas durante todo el año. Además, se dan grandes oscilaciones térmicas entre el día (muy caluroso) y la noche (fría). Las lluvias son escasas (inferiores a 250 mm anuales) e irregulares, ya que se concentran en algunos meses del año. Respecto a la vegetación, en los desiertos apenas viven algunas plantas que han conseguido adaptarse a las duras condiciones climáticas. Sin agua y sin vegetación también son escasos los animales que habitan el desierto. La población de los desiertos se reúne en los oasis, donde hay agua y grupos de pastores nómadas que conducen sus rebaños en busca de pastos. En la actualidad, el paisaje de algunos desiertos se ha transformado con la construcción de carreteras y pueblos juntos a las explotaciones petrolíferas.

Paisajes de climas templados

Los climas templados tienen en común la existencia de cuatro estaciones: una estación invernal (fría) y otra estival (calurosa) y, entre ellas, dos estaciones intermedias ( primavera y otoño).

PAISAJE OCEÁNICO O ATLÁNTICO (típico de la fachada occidental de Europa). Las temperaturas suaves y las lluvias constantes y abundantes permiten que en los paisajes oceánicos se desarrollen bosques de hoja caduca, formados por robles, castaños y hayas.

bosquecaduco

La formación vegetal más característica del paisaje oceánico es el PRADO, que surge tras la tala de los bosques. Los prados encuentran en el clima oceánico unas condiciones óptimas para su crecimiento (mucha humedad y temperaturas suaves), manteniendo una ganadería vacuna importante, destinada a carne y leche. Los campos se dedican al maíz, el forraje, la patata y el manzado. La población de estas zonas es dispersa, aunque hoy el paisaje está muy humanizado, con importantes ciudades, zonas industriales, puertos…

PAISAJE MEDITERRÁNEO (propio de las costas e islas europeas bañadas por ese mar). El clima mediterráneo se caracteriza por el calor y la sequedad de los veranos, muy afectados por las masas de aire caliente subtropical. Los inviernos son suaves, lo que se debe, fundamentalmente, a la acción moderadora del mar. Las lluvias se concentran en primavera y otoño. Los bosques mediterráneos están formados por árboles de hoja perenne (pinos, encinas…). Son árboles bajos, de tronco leñoso y con hojas pequeñas, duras o cubiertas de vello que las protege del calor y evita una evaporación excesiva. Por debajo del bosque abunda un matorral espinoso, de hoja pequeña. Cuando la tala, el pastoreo o los incendios hacen desaparecer el bosque, crece un matorral denso: la MAQUIA y la GARRIGA.

PAISAJE CONTINENTAL (en Europa se localiza en zonas de interior del continente). Las temperaturas son muy contrastadas: las regiones interiores de los continentes, al no recibir la influencia reguladora del mar, presentan temperaturas extremas (se calientan mucho en verano y se enfrían mucho en invierno) y precipitaciones escasas, que se concentran principalmente en verano. En las tierras situadas más al norte crece la TAIGA, bosque de abetos y abedules, y al sur, en terrenos más secos, la ESTEPA. La población vive concentrada en grandes pueblos, aunque los avances de la vida moderna han modificado mucho los paisajes tradicionales.

Paisajes de climas fríos

PAISAJES POLARES Y DE ALTA MONTAÑA. Las temperaturas son bajas durante todo el año y las precipitaciones escasas y en forma de nieve durante gran parte del año. Así, la vegetación arbórea no puede desarrollarse, creciendo arbustos y praderas. En las zonas donde la altitud es muy elevada o están cubiertas de hielo crece la TUNDRA (musgos, líquenes).

La vegetación de alta montaña varía según tres factores: la latitud, la altitud y la orientación. Pero en todos los casos la vegetación se dispone en pisos de diferente altitud.

pisosmonta_a